MANUEL RAMOS CORONA

Nació en Sevilla el 14 de Agosto de 1966 y bautizado en el Hospital de las Cinco Llagas Con doce años de edad entra en los talleres de escultores, previo examen de modelado realizados por los propios maestros, y combina los estudios académicos con los estudios artísticos.

Realizo estudios durante seis años en talleres de escultura especialmente el de Luis Álvarez Duarte al que considera su maestro en la imaginería.
Es hermano de la Hermandad de la Estrella y de la del Cachorro.

En 1.985 abrió su primer taller en la calle Magallanes del barrio de Triana y realizó la primera obra de carácter procesional para la localidad sevillana de Utrera bajo la advocación de Nuestra Señora de la Paz perteneciente a la Hermandad de Los Aceituneros como es popularmente conocida.

A partir de entonces realiza numerosas imágenes procesionales destacando la de Jesús Nazareno para Guillena, el Cristo de la Sagrada Mortaja de Écija o la Dolorosa de la Trinidad para la Línea de la Concepción. Después de esto realizó varios viajes a Francia e Italia entre otros lugares, en los que conoció «in situ» diferentes formas de arte, influenciándole bastante la obra del escultor italiano Gian Lorenzo Bernini dotando a sus obras de mayor expresividad y movimiento. Esto marca la realización de trabajos dentro de su segunda etapa como escultor.
De Triana se traslada al Casco Antiguo de Sevilla y es en 1990 cuando fija su taller definitivamente en la Alameda de Hércules.

Destacan el Cristo Descendido de Yecla-Murcia, el San Juan para la Hermandad del Cachorro, el Yacente de Olvera, el del Soberano Poder ante Caifás de Jerez de la Frontera o la talla de la Piedad para la Semana Santa de Zamora como primera obra de la escuela andaluza en estas tierras, restauraciones de importancia como la de la Virgen de Gracia y Amparo de los Javieres de Sevilla o el San Pascual Bailón de escuela Montañesina de Écija, así como diversas exposiciones culminando con la realización del misterio de Jesús Despojado de sus Vestiduras de Sevilla.