VERANO….. SE ACABO

Cuando ya  nos adentramos en los últimos compases del verano y estamos exprimiendo lo poco que nos queda  de ese tiempo dedicado a una necesaria desconexión de todo lo acaecido durante el pasado curso cofrade, aunque confieso que nunca se desconecta totalmente, y sobre al ocio y esparcimiento personal de cada uno.

Ya es hora de cambiar esa camiseta con el escudo de la hermandad, aquella que tiene grabada a base de sudor  y sufrimiento innumerables estaciones de penitencia , o en su defecto esa otra  que lleva la palabra “Rancio” plasmada en el pecho con las que nos paseábamos orgullosos por la arena de la playa , por la camisa de color y botonadura blanca con los puños rematados por gemelos…Ya es hora de cambiar el olor a sal de la mar y los espetos de sardina de la playa de levante a la caída del sol,  por el aroma  inconfundible del incienso crepitando en el interior de un cacito de barro con forma de nazareno… Ha llegado el momento de dedicar ese hueco de la maleta, ocupado por la toalla durante estos tres meses, a la ropa de trabajo, costal y faja…Ha llegado el momento de cambiar el lugar de reunión con los amigos, ahora no será el chiringuito  sino el bar que colinda puerta con puerta con la casa hermandad, dejaremos que la radiante luz del sol concentre todo su brillo en esa fina lengua de fuego que corona una vela a los pies de un altar…

El despertador está sonando para nosotros, cofrades, para que vayamos despertando de ese pequeño letargo en el que nos ha sumido la estación estival, no tiene porque ser un despertar abrupto, sino más bien todo lo contrario poco a poco, sobre los pies,  que nos haga pensar como si el verano hubiera sido un sueño  y nos permita conectar con el punto exacto donde lo dejamos para ir engrasando de nuevo la compleja maquinaria de la Semana Santa de nuestro pueblo.

Como se dice durante los primeros días de colegio “es hora de poner a funcionar  las neuronas que se han oxidado durante el verano” y que mejor manera de hacerlo que con el futuro que se nos abre a nuestros ojos  colmado por dos salidas extraordinarias que no harán sino adelantar el comienzo de un nuevo curso para los cristianos.

Jesús Luque Caparros    (2013)                                                                                   

Autor: Jesús Luque Caparros
Joven Cofrade pero desde niño vinculado a la Semana Santa, Capataz del Misterio de Oración, del Perdón y de la Virgen de la Soledad, fue pregonero juvenil, destacando en escritos y colaboraciones en revistas y publicaciones de Hermandades.
2 de septiembre de 2014, 1:37