MIERCOLES SANTO PARA EL RECUERDO

El pasado Miércoles Santo, mejor día imposible, mi querida Hermandad de la Oración en el Huerto me brindo un emotivo homenaje al cumplirse 50 años como hermano de la misma, y la entrega del reconocimiento de Hermano Mayor Honorario delante de nuestros Benditos Titulares, que estaban expuestos a la Veneración de sus devotos en un impresionante altar montado con mucho arte y exquisito gusto. Mi enhorabuena a los que lo hicieron posible, estos trabajos engrandecen aún más a la Hermandad.

Mi agradecimiento y mi cariño a mi Hermana Mayor Lourdes Delgado Guijarro y a su Junta de Gobierno, por concederme tan alta distinción, y por el esmero que pusieron en la organización del acto. Gracias Álvaro Picardo por tus cariñosas palabras nacidas de tu corazón. Gracias a todos por hacerme inmensamente feliz en un día para el recuerdo y que guardaré siempre en mi corazón. Acostumbro a decir que durante tantos años lo único que hice fue cumplir con mis obligaciones, habéis sido muy generosos conmigo.

Mi más sincero agradecimiento a todos mis buenos amigos que por diferentes medios me habéis felicitado, y me habéis dedicado palabras llenas de sentimiento.

He tenido la inmensa fortuna de compartir trabajos, ilusiones, hacer realidad sueños que parecían imposibles, y luchar por nuestra Hermandad de siempre. Con muchos y grandes hermanos, y muy buenos amigos durante todos esos años. Siempre fuimos un grupo de cofrades muy unidos antes las adversidades que nos iban surgiendo, y con un objetivo muy claro que nuestra Hermandad fuera creciendo en todos los aspectos, que fuera poco a poco convirtiéndose en la genuina Hermandad de Barrio que es hoy. Todo eso lo hemos conseguido con constancia, mucho trabajo, responsabilidad, seriedad en las gestiones y mucho cariño a nuestros Titulares.

Este nombramiento que me honra lo quiero compartir con todos y cada uno de vosotros, porque también os lo merecéis. Con los dos Hermanos Mayores Eméritos que me acompañaron en esta bendita aventura, Jesús Manuel Luque Vázquez y Santiago Calvino Serrano, y sus respectivas Juntas de Gobiernos; por el buen trabajo que desarrollaron, dando continuidad a grandes proyectos y aportando nuevas ideas. Se merece una mención especial nuestro siempre recordado y querido Párroco Rvdo, Juan A. Valenzuela García, por abrirnos las puertas de la Parroquia y las de todo de un Barrio de la categoría de San José, del que nos sentimos orgullosos de pertenecer, a partir de entonces todo fue diferente. Gracias también a la Comunidad Parroquial que supo acogernos y ayudarnos a integrarnos en ella, uno de nuestros grandes deseos también se lograban.

Esta Hermandad está hecha de pedacitos del corazón de muchas y muy buena gente, haría falta muchos folios para mencionarlos. Si tu mi estimado lector eres uno de ellos recibe mi gratitud, mi cariño, mi homenaje; tú también fuiste y sigues siendo parte muy importante de nuestra Hermandad, siéntete orgulloso de ser del Huerto.

A los que han recogido nuestro legado un ruego, a las generaciones posteriores una petición, que quieran y cuiden mucho a nuestra Hermandad, que sigáis siempre unidos, con disponibilidad y responsabilidad, con muchas ganas de seguir trabajando por su continuidad y engrandecimiento, aún quedan muchos sueños por hacer realidad. Que el Huerto no pierda un ápice de su categoría, de sus señas de identidad, costó mucho trabajo conseguirlo.

Gracias por vuestro cariño y amistad, sigo teniendo la misma ilusión del primer día, sigo disfrutando, sigo soñando, la Hermandad me da vida. Muy orgulloso de ser Hortelano siempre, esto sencillamente es un lujo.

JACINTO VILLANUEVA MARTIN, COFRADE HERMANDAD ORACION EN EL HUERTO.

La Línea de la Concepción 8 de abril de 2021.

Autor: Jacinto Villanueva Martín
Persona de Iglesia y de su Hermandad de Oración en el Huerto, dedicación y entrega por la Semana Santa.
8 de abril de 2021, 23:10