La Linea Cofrade » Martillo y Costal – Jose Arenillas
Martillo y Costal – Jose Arenillas

JOSE LUIS LOPEZ ARENILLAS

Continuando en lalineacofrade.com con esta sección de “Martillo y Costal”, tenemos el gran placer de invitarles a que conozcáis un poco más a las personas que directamente se encargan cada año de llevar por las calles de nuestra ciudad a los Cristos y las Vírgenes de la Pasión Linense, centrándonos en esta biografía y entrevista en D. José Luis López Arenilla, capataz del Paso de Palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor, que cada Miércoles Santo sale en estación de penitencia desde su sede canónica la Parroquia del Sagrado Corazón y también capataz del Paso del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, que realiza cada Viernes Santo su salida desde el Santuario de la Inmaculada Concepción.

Biografía:

Todo comenzó desde que era muy pequeño, exactamente con siete añitos, pertenecía a la Banda de la Cruz Roja tocando la caja.

Recuerda nuestro invitado una anécdota curiosa de reseñar, “un año cuando veníamos de tocar fuera, para La Línea era Viernes Santo, y en la iglesia de la Inmaculada nos encontramos con la Hermandad de la Esperanza, que procesionaba sin banda hablamos con el director y decidimos ir detrás acompañando a la Hermandad hasta su recogida”.

A los catorce años inicia su andadura, y tal como nos indica “en mi Hermandad del Abandono” como costalero, a los pocos años le ofrecen el martillo del palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor hasta el día de hoy.

Formo parte en primer lugar de la Junta de Gobierno de la Hermandad del Santísimo Cristo del Abandono y Nuestra Señora del Mayor Dolor ostentando el cargo de Secretario durante un mandato de cuatro años. En la siguiente Junta de Gobierno forma parte de la misma con el cargo de Vice- Hermano Mayor, responsabilidad en la Hermandad que solo ocupo durante un mes, ya que tras la dimisión de su actual Hermano Mayor, se tuvo que hacer cargo de la Corporación. Ese mandato y tres más, son los que ha estado José Luis López Arenillas al frente de la Cofradía, quiere decir que ha estado dieciséis años de Hermano Mayor.

Además es Hermano de la Hermandad de los Dolores, habiendo salido de costalero durante un periodo de nueve años en el palio, también siete años de costalero en el paso de Jesús del Gran Poder y un año de costalero con el Señor Cautivo y Rescatado “Medinaceli”.

Como todo el mundo sabe dos años antes de que la Hermandad de la Soledad se hiciese cargo de la Procesión Oficial del Consejo Local de HH. y CC., el Santo Entierro, la cuadrilla de la Hermandad del Abandono es la encargada de sacarlo hasta el día de hoy, con sus palabras textuales “de la cual me siento muy orgulloso de ser el capataz con Juan Carlos Lucena Barranco”.

También ha acompañado detrás al Cristo del Perdón en sus primeros años, tocando la caja vestido de Nazareno con Juan Carlos Lucena Barranco.

Ha formado parte de la Junta de Mesa del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, siendo vocal y Delegado del Domingo de Ramos.

¿Como fueron tus inicios en nuestra Semana Santa?

Desde pequeñito comencé en la Banda de la Cruz Roja, con 14 años entre como costalero en mi Hermandad del Abandono, donde sigo de capataz del Palio. He sido Hermano Mayor, Secretario y Vice- hermano Mayor. En la actualidad formo parte del Consejo Local.

¿Es ilusionante para ti entrar a formar parte de la junta de mesa del Consejo Local de Hermandades y Cofradías?

Creo que como cualquier cofrade sueña con pertenecer al consejo para luchar para su Semana Santa.

¿Que le dices o le pides a un costalero que por primera vez se va a meter en un paso?

Lo principal es que se venga con fe y por supuesto que sepa que es lo que queremos representar por nuestras calles en Semana Santa. Todo lo demás se aprende debajo de las trabajaderas con el apoyo de todos los hermanos.

¿Es importante para un capataz, haber sido primero costalero?

Conocemos a buenos capataces sin haber pasado de costalero, pero creo que un capataz que venga de abajo tiene mucho más ventaja, porque ya conoce la vida de las trabajaderas y sabe hasta dónde puede exigir y hasta donde se puede llegar.

¿Vez como capataz que un costalero debe sacar solamente el Cristo o la Virgen de su Hermandad, o puede aportar sacando otros pasos?

Bueno creo que eso es algo personal, cada uno sabe lo que es capaz de aguantar, por supuesto yo no negaría a nadie el no salir en otra Cofradía.

¿Te ha sido difícil el haber compartido durante varios años tu cargo de Hermano Mayor con el de capataz del paso de palio del Mayor Dolor?

Tengo que decir que yo era antes capataz que Hermano Mayor de la Hermandad, cuando se forma una cuadrilla compacta y veterana es difícil dejar ese cargo no solo por uno sino por la misma cuadrilla que te lo pide. Si es algo complicado ostentar los dos cargos, pero cuando las cosas se hacen con ganas y con amor a tu Hermandad todo se puede realizar.

¿Que opinas sobre la aportación de los costaleros a la Semana Santa, y si deberían estar mas integrados?

Siempre lo he dicho el nivel de nuestra Semana Santa es muy alto, sobre todo cuidamos mucho el estilo nuestro Andaluz, nuestra forma de andar en la calle y eso se ha conseguido con las buenas cuadrillas que en el día de hoy existen en nuestra ciudad. Creo que cada año las cuadrillas de costaleros se encuentran cada vez mas integradas en las Hermandades.

¿Vez necesario que existiese una formación cofrade y cristiana a los capataces y costaleros?

Por supuesto que sí, sobre todo tenemos que saber qué es lo que hacemos en la calle y tener un respeto a lo que llevamos encima. Simplemente enseñamos de una forma plástica en la calle la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

¿Que le pides a las hermandades y Cofradías para la próxima Semana Santa?

Que todo se realice con el mayor de los respetos como sabemos hacerlo y lo demostramos todos los años. Y apoyarnos el uno al otro si fuese necesario. Creo que todos tenemos que luchar por nuestra Semana Santa y engrandecerla más si cabe.


WordPress Video Lightbox Plugin